dimarts, 3 d’abril de 2012

reflexions

La minoría explotadora, odia por miedo a la cólera de los oprimidos, pero también porque debe odiar a las masas para sofocar sus propios sentimientos de culpa y demostrar la corrección de su conducta explotadora.
Erich Fromm "el amor a la vida"


"Las alajas de plata
de púrpura las ropas
útiles podran ser en las tragedias
pero nada sirven en la vida"

Aceptarse incondicionalment y poder decir ¡soy como soy!!! nos ubica en el mismo centro de nuestro ser, sin exaltar el ego.

Pensar es mejor que tener pensamientos.

La necesidad de estatus es un síndrome que requiere ayuda profesional.

Muchas de las cosas que defendiamos a capa y espada, de nada sirven en la vida.

Si la experiència te sacude, y te lleva a revisar tus paradigmas y a cuestionarte desde lo mas profundo, ese conocimiento es transformador, entonces ya no eres el mismo. Lo contrario es estancarte.

He visto en mis tiempos a mil artesanos, a mil labradores mas sensatos y felices que los rectores de Universidad. Montaigne

La mayor sabiduria es tomar consciéncia del propio déficit. Es la "alegria de conocer" y de vivir pese a nuestras limitaciones.

Respetar es tomar al otro en serio, y tomarlo en serio es aceptar que tiene algo que decir que vale la pena escuchar.

Reconocer al otro como sujeto, es asumir la intimidad ajena, es volver añicos la indiferencia social y afectiva y reafirmar la dignidad como derecho no negociable.


La moral ordena, la ética aconseja.

La rectitud intachable, puede generar en psicorigidez, que significa negarse a revisar las propias creencias, cuando la realidad nos muestra que estamos equivocados.

Coherencia y flexibilidad, la clave de todo crecimiento personal: intentar ser consecuente, pero abierto al cambio.

El sabio no espera nada, pero no porque ya lo tenga todo, sino porque no teme perder nada.

Si el placer se apaga, déjalo ir. No aferrarse, hacerle el duelo al disfrute, no querer retener lo que ya se fué, lo que se terminó pese a nuestras súplicas y buenas intenciones. Hice el amor, comí mi comida favorita, pude ver una buena película y listo. Pero la mente no se consuyela, quiere, lo retiene y quiere repetir. Necesita volver a sentir el placer e inventa el apego, que no es otra cosa que la incapacidad de retirarse a tiempo. Aprender a perder, significa que cuando lo bueno se acabó, se acabó.

Lo justo, según la naturaleza, es un acuerdo de lo conveniente, para no hacerse daño unos a otros ni sufrirlo.

Si no cambias, te cambian. Los que se resisten al cambio, suelen terminar aplastados por la contundencia de los hechos.

Si tu yo es totalitario, tu pensamiento será dictatorial.

Las palabras nada, todo, nunca, siempre, alientan el pensamiento dicotómico.


La minoría explotadora, odia por miedo a la cólera de los oprimidos, pero también porque debe odiar a las masas para sofocar sus propios sentimientos de culpa y demostrar la corrección de su conducta explotadora.
Erich Fromm "el amor a la vida"

La idea d'inhibir les emocions costi el que costi, sigui per por de sentir o per por del que diràn, es converteix en un costum que amb el temps, porta a la "dislèxia emocional" un analfabetisme afectiu en que no només deixem d'expressar les nostres emocions, sino també de llegir-les i comprendre-les.

"Expressar emocions lliurement, és fer el ridícul" Aquest criteri, molt arrelat a certes cultures i grups socials, considera la repressió de l'expressió de les emocions com un acte d'adequació social i sobrietat. El problema és que, no plorar, cridar o ofuscar-se, saltar d'alegria o riure a cor qué vols de tant en tant, sense manies ni preocupació per les bones maneres, és estar mig mort. La norma que predica i promou no sortir mai del pount adequat, fa de la repressió efectiva una virtud.

Pots sentir el que et doni la gana, si no violes els drets de les altres persones, si no et fa mal i si aixó et fa feliç, encara que a uns quants restrets emocionals no els agradi i et censurin per aquest motiu.

Acceptar viure en un context de vida hedonista és generar un estil personal de llibertat emocional. Un esperit deshinibit i sense restriccions irracionals, afavorirà el desenvolupament d'una sensibilitat aguda i perceptiva, que alhora millorarà la comunicació afectiva i la comprensió dels estats interns. Un estil hedonista genera més sensibilidad davant els estímuls naturals que arriben a l'organisme i amplia el rang de situacions potencialment plaents.

Walter Riso

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada